martes, 28 de mayo de 2013

Las generaciones perdidas





Durante los últimos meses, se está hablando mucho de las dificultades que se encuentran los jóvenes para acceder al mercado laboral. De que son la generación perdida.

Ciertamente, si las empresas han "cerrado" el mercado laboral, las alternativas a las que se enfrentan son; o aguantar hasta que se produzca un cambio de ciclo, o buscar trabajo en el extranjero. Ambas opciones resultan dolorosas.

Pero quería reflexionar sobre otro fenómeno, bastante menos comentado, pero que a mí me parece mucho mas relevante.

Durante los años en que la economía "progresaba", las compañías fueros creciendo, y con ellas sus organizaciones.  Desde la mayor compañía del Ibex hasta la mas común de las Pymes, todas ajustaron sus plantillas acorde a las producción generada en aquellos momentos. En cuanto a su organización, en la mayoría de los casos se correspondía a un diagrama de competencias piramidal. 



Pero después de esto llegó la "crisis", las empresas entraron en esa deriva en la que se reducían las ventas,  se entraba en pérdidas, y como conclusión, se despedía mano de obra. Dado que el ciclo se alargaba, el proceso se repitió una y otra vez. Y al final las empresas quedaron con una estructura como la del chiste. Muchos directivos y cuadros medios, y poco personal de producción.



Al final, la pirámide de las organizaciones ha acabado como un árbol de navidad, con demasiado personal directivo o cuadros medios. Muy por encima de las necesidades reales.

Y el siguiente paso fue el de eliminar escalones en el organigrama. 

Lamentablemente, los escalones eliminados siempre han coincidido con los mas difíciles de rentabilizar. Y no por su valía, sino porque su antigüedad hacía que su peso salarial fuera demasiado elevado de sostener.

El resultado, una generación de mandos, de 55-65 años, borrada de la cadena productiva. 

Para mí, eso si que es una generación perdida.









No hay comentarios:

Publicar un comentario