martes, 30 de octubre de 2012

La cirugía de los eres

en una fabrica abandonada de Crevillente by Adriano Agullo



En el estado general en que se encuentran las empresas españolas podemos afirmar que la que menos por la que mas, todas se encuentran aquejadas de alguna dolencia. Y lamentablemente mas que médicos con diagnósticos certeros y tratamientos de solvencia contrastada, lo que abundan son los curanderos y los vendedores de estampitas.

El diagnóstico de la enfermedad parte de una serie de síntomas comunes a todos las empresas. La falta de alimento por reducciones en las ventas dan lugar a una anemia, en la que se siente cansancio para hacer las actividades cotidianas. Además las circunstancias que vivimos tampoco garantizan que se coma todos los días, ya que hay retrasos considerables en el reparto de alimentos.  Por otro lado la insuficiencia respiratoria ante la falta de financiación, nos deja sin fuelle para acometer nuevos retos y ni siquiera para mantener el ritmo de la carrera. La mayor parte de las empresas parecen zombis avanzando sin rumbo.

En estos casos lo primero que te recetan es que se adelgace, reduciendo la tripita cervecera a su mínima expresión. Siempre se puede reducir “grasa”, pero después de varios años de adelgazamiento, quizá ya se haya reducido toda la “grasa” disponible.

Ante esta situación los empresarios acaban recurriendo en la mayor de las ocasiones a la autocuración. Y sobre todo a las recetas trasmitidas “boca a boca”.

Aquí es donde se pasa de los tratamientos superficiales a la cirugía. Los eres son como la cirugía; como la cura de la gangrena, en la que ya se cortan partes, miembros y extremidades, antes de que puedan afectar a la supervivencia del resto.

Como a todo el mundo, la cirugía le puede parecer el último recurso, pero este año ya solo nos queda pasar por quirófano. 

"Los ere aumentaron en un 70% hasta agosto 2012"

La enfermedad claramente está extendida y las amputaciones disparadas. 

miércoles, 24 de octubre de 2012

El estado de la "Cosa"





Me permito transcribir un Manifiesto redactado por el Circulo de Economía de la Región de Murcia. Dado que suscribo gran parte de las ideas y contenidos, la comparto con vosotros.  Entiendo que representa una opinión "políticamente correcta".


COMUNICADO DEL CÍRCULO DE ECONOMÍA DE LA REGIÓN DE MURCIA
(Aprobado por unanimidad en la Asamblea General celebrada el día 4 de octubre de 2012)
ES HORA DE GESTIONAR CON MAYOR EFICIENCIA LOS RECURSOS Y DE APOSTAR POR LOS SECTORES MÁS PRODUCTIVOS.
UN GRAN PACTO REGIONAL Y NACIONAL RECUPERARÍA LA NECESARIA UNIDAD ENTRE LOS SECTORES ECONÓMICOS, SOCIALES Y POLÍTICOS.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Duplicidades o centralismo




El otro día cayó en mis manos un anuncio de una licitación, en la cual el objeto del contrato era la prestación del servicio SAMUR. Como todo el mundo, tenemos perfectamente identificado al SAMUR como un servicio de emergencias, (bomberos, policías, etc) en la cual se encargan de cubrir los servicios médicos.

En mi ignorancia, pensaba que las ambulancias, serían como los hospitales, de la Seguridad Social. Pero cuál ha sido mi sorpresa al descubrir que NO, que las ambulancias y los SAMUR (Servicio de Asistencia Municipal de Urgencia y Rescate), son delegación de las funciones en los Ayuntamientos. Los servicios de ambulancias, han sido competencias municipales desde hace mas de 100 años, habiendo mejorado hasta el modelo actual.

Pero hay una lógica que me hace preguntar ¿porqué no son competencias de los actuales Servicios de Salud???, no serían mas operativos y optimizados si se refirieran a ámbitos supra-locales.

lunes, 8 de octubre de 2012

Globalizacion.




Vivimos en un mundo globalizado. Afirmación ya pasada de moda. Pero ciertamente vigente, y ello porque la globalización es un proceso expansivo, con sucesivas oleadas que nos arroyan permanentemente.
En su momento los primeros globalizadores fueron los romanos con sus calzadas que comunicaban todos los extremos del imperio. De ahí cualquier avance en las comunicaciones ha incrementado el concepto de la “globalización”. Desde la Ponny Express a EasyJet, todos los cambios han supuesto la reducción de las distancias y tiempos. Todo ha perseguido un objetivo claro; poder estar en cualquier parte en el menor tiempo posible.
Y supongo que hasta que nos podamos teletransportar, el mundo seguirá buscando formas de acortar las distancias.